erc_nadal

El Ayuntamiento de Blanes impuso en dos años 237 multas a dueños de animales por incumplir la ordenanza

Un perro, en la playa de S'Abanell

Un perro, en la playa de S’Abanell

La policía local de Blanes formuló en 2011 un total de 136 sanciones a propietarios de animales, por incumplir la ordenanza de protección, tenencia y control de animales. En 2012 la cifra de redujo a 101 expedientes. Respecto de los datos de 2013, desde el Ayuntamiento se informa que los cambios realizados en los soportes informáticos impiden conocer la cifra con exactitud.

La gran mayoría de multas se impusieron a propietarios de perros. La casuística es muy variada, aunque los casos más habituales son llevar el animal suelto; dejar que invada las zonas ajardinadas de los parques y las playas; molestar a los vecinos a causa de constantes ladridos e incluso mantener el animal en condiciones inadecuadas o sin alimentar.

Este apartado generó 19 multas los dos años de los que se tienen datos. Las multas por no recoger los excrementos del animal no son muchas, 19 los dos años que comentamos, seguramente porque es una acción punitiva que se produce en pocos segundos.

Un perro abandona, en una calle de Blanes

Un perro abandonado, en una calle de Blanes

Los dueños de perros peligrosos o «potencialmente» peligrosos también dieron a lugar a diversas multas, motivadas por llevarlos sin bozal, no tenerlos inscritos en el censo del Ayuntamiento y carecer del obligatorio seguro de responsabilidad civil. Las conductas inadecuadas con este tipo de animales comportaron 33 multas, la mayoría fechadas en 2012.

Los propietarios de los animales pueden presentar recurso de alegaciones cuando se tramita la multa, cuya aprobación final corresponde a la junta de gobierno. En la última sesión de 2013 la junta local aprobó imponer 11 multas de 150 euros cada una a dueños de perros que incumplían la ordenanza, mientras que en un caso se estimaron las alegraciones de la persona denunciada. En todos los casos la infracción se consideró leve.