El nuevo puente sobre el Tordera entre Blanes y Malgrat estará acabado en octubre

La reconstrucción del nuevo puente sobre el río Tordera que une por carretera Blanes y Malgrat está progresando de manera muy favorable. La antigua infraestructura se la llevó el Temporal Gloria del pasado mes de enero, con una espectacular crecida del río. Contrariamente a lo que se había dicho el pasado mes de febrero respecto que los trabajos no podrían estar listos hasta diciembre, ahora se han adelantado las previsiones de finalización.

La construcción se prevé que esté terminada dentro de cuatro meses, en octubre, avanzando de esta manera en dos meses el plazo previsto inicialmente. La buena noticia la ha dado hoy por la mañana el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, durante la visita que ha realizado a las obras de esta infraestructura y de la reparación de tuberías de la desalinizadora de Blanes. El alcalde de Blanes, ángel Canosa, ha acompañado al consejero Calvet durante la visita. 

La virulenta tormenta de principios de año, además de romper el puente viario y el ferroviario, también destruyó la mota del río Tordera por debajo de la cual transcurre la canalización de impulsión y el cableado de comunicaciones de la desalinizadora, parcialmente arrastrados por la fuerza del río.

Puente más grande

Las obras de reconstrucción del nuevo puente sobre el Tordera cuenta con un presupuesto inicial de unos 5,3 millones de euros, con un plazo inicial de 10 meses de ejecución. 

Ubicado en el mismo punto donde estaba el anterior puente, tendrá una longitud de cerca de 220 metros y una anchura mínima de 12 metros. Ganará por tanto en amplitud, para que puedan pasar dos vehículos cómodamente con dos carriles de tres metros y medio cada uno, incorporará un carril bici y una acera de tres metros.

Por otra parte, también se ha dimensionado para que pueda resistir las futuras crecidas del río que, tal como ha asegurado el consejero, los estragos del cambio climático seguro provocarán en el futuro.

Obras en las tuberías de la desalinizadora

Sobre los trabajos de reparación de las tuberías de la desalinizadora, Calvet  ha manifestado que los trabajos finalizarán en junio. Entonces, se pondrá en marcha de nuevo la desalinizadora, actualmente parada.

Con un coste aproximado de unos 5 millones de euros, las obras se completarán de cara en enero, con la revegetación y la armonización medioambiental de la nueva mota con el entorno natural. Por otra parte, Damià Calvet también ha anunciado que en 2021 se licitará un ambicioso proyecto que prevé cuadruplicar la producción anual de agua del equipamiento.

Actualmente la producción está cifrada en 20 hectómetros cúbicos al año, y con la nueva inversión de unos 250 M € pasarán a ser 80 hectómetros cúbicos de agua al año. La previsión en las obras comiencen en 2025. 

Fotos: Ayuntamiento de Blanes