erc_nadal

PSC y PP de Blanes firman un pacto que asegura la estabilidad del equipo de gobierno el resto del año

Concejales del PSC y PP, tras rubircar el pacto. En la imagen aparecen los tres ediles del PP y el alcalde Josep Marigó / Foto: PSC

Concejales del PSC y PP, tras rubricar el pacto. En la imagen aparecen los tres ediles del PP y el alcalde Josep Marigó / Foto: PSC

Los grupos municipales del PSC y PP han firmado un pacto relacionado con el desarrollo del presupuesto de 2014, que dará estabilidad al gobierno local durante lo que resta de año. El equipo de gobierno se encuentra en minoría con ocho concejales de los 21 que forman la Corporación. Con los votos de los tres ediles del PP, los socialistas se aseguran aprobar los asuntos claves que se lleven al pleno.

El pacto se escenificará esta noche cuando se voten las tres alegaciones que se han presentado al presupuesto de 2014. La aprobación inicial se hizo el pasado 19 de diciembre y entonces requirió del voto del calidad del alcalde Josep Marigó, pues se produjo un empate a 10 votos afirmativos y otros 10 negativos, además de una abstención, la del concejal Celestino Lillo (PP). Las alegaciones serán desestimadas con toda seguridad con al menos 11 votos.

En el documento del acuerdo, los grupos municipales del PSC y PP explican que el «Ayuntamiento de Blanes necesita seguir cumpliendo el objetivo de estabilidad presupuestaria, mejorar los plazos de pago a proveedores» y dotar de partidas presupuestarias los servicios municipales. Por este motivo, se considera muy importante evitar la incertidumbre de unos presupuestos «prorrogados».

Los acuerdos permitirán colocar un semáfaro en la carretera de Tordera, para regular el tráfico de entrada y salida del barrio de Ca la Guidó, además de reparar los desperfectos del asfaltado de «determinadas» calles, que consensuarán ambos grupos.

Dinero de la Generalitat vía TSJC y PUOSC

La reciente sentencia del TSJC (Tribunal Superior de Justícia de Catalunya), que comportará que el Ayuntamiento ingrese de la Generalitat algo más de 197.000 – que debía haber percibido hace años-, se presenta como una bendición para llevar a buen puerto el proyecto de construir el campo de fútbol de Ca la Guidó. En el acuerdo se explicita que 150.000 euros se destinarán a este objetivo y que el resto irá a parar a «inversiones en instalaciones deportivas», que no se concretan.

Además, se menciona en el acuerdo que «se ha tenido conocimiento de la resolución del PUOSC» (Plan Único de Obras y Servicios de Catalunya), mediante la cual Blanes recibirá 163.284 euros para arreglar «en 2015» el tramo subterráneo que discurre por la Rambla Joaquim Ruyra, que desde octubre de 2011 está cerrado al tráfico.

Volviendo de nuevo al texto del pacto PSC – PP, se indica que «se destinará un mínimo de 500.000 euros de la cuota de inversiones de alcantarillado» a reparar los desperfectos del cajón de la riera subterránea que discurre por Joaquim Ruyra. De este dinero se descontará la aportación del PUOSC.

Además, se destinarán 20.000 euros a realizar las revisiones médicas a los «deportistas de los clubes» de la ciudad. El pacto contempla otra partida de idéntica cantidad para «mejorar la oferta cultural durante el año».

Consecuencias del pacto

El acuerdo se produce cuando previsiblemente en las próximas semanas CiU designará el candidato a la alcaldía para las próximas elecciones municipales, previstas para mayo de 2015. Cuando CiU designe a su alcaldable empezará a marcar perfil político propio y a distanciarse del equipo de gobierno, al que ha apoyado táctica o explicitamente desde el inicio de la legislatura. De hecho, en la votación de los presupuestos de 2013 ya se distanció al votar en contra. Con el pacto PSC – PP, el equipo de gobierno se asegura la estabilidad, porque los votos de CiU, EUiA-ICV y la exconcejala socialista Lourdes Fàbrega solo suman 10 votos en el Consisotorio.

El pacto es beneficioso para el PP, que podrá exhibir que con sus votos hace viable determinadas inversiones en la ciudad, y que contribuye a la gobiernabilidad de la ciudad. De esta forma el PP local estará en condiciones de mejorar su imagen ante su potencial electorado, marcando distancia con la impopular política económica y social del presidente Mariano Rajoy su gobierno.

Por lo que se refiere a EUiA-ICV, el pacto PSC-PP le dará nueva munición para fustigar la política del PSC. En este sentido, muy posiblemente esta noche vote en contra de la aprobación del pliego de condiciones para construir el campo de fútbol de la Ciudad Deportiva.