anuncio_erc

Cerca de 67.000 catalanes y catalanas se benefician del subsidio por desempleo para mayores de 52 años

Ministerio de Política Territorial y Función Pública

Un total de 66.739 personas se benefician en Cataluña del subsidio por desempleo para mayores de 52 años, que hasta ahora se reservaba a mayores de 55 años. De estos, mas de 25.000 son nuevos beneficiarios a raíz de la reciente reforma realizada por el Gobierno.

Estos beneficiarios y beneficiarias podrán percibir la prestación hasta que cumplan la edad ordinaria de jubilación, y no hasta el momento en que se pueda acceder a cualquier modalidad de pensión contributiva de jubilación, como ocurría hasta el momento.

El Gobierno de España aprobó en el Consejo de Ministros del viernes 8 de marzo un paquete de medidas urgentes para aumentar la protección social a los ciudadanos e incentivar el empleo. Estas medidas urgentes entraron en vigor el pasado miércoles tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y entre ellas figura la recuperación del subsidio por desempleo para personas mayores de 52 años.

Esto ha permitido que hasta 25.625 personas en Cataluña hayan podido beneficiarse de esta prestación, ascendiendo el total de beneficiarios y beneficiarias a 66.739.

Por provincias, estas cifras se desglosan en 52.417 en Barcelona (21.242 nuevos gracias a la reforma); 5.508 en Girona (1.882 nuevos); 2.399 en Lleida (741 nuevos), y 6.414 en Tarragona (1.760 nuevos).

Medidas en materia de protección social e incentivos al empleo

El pasado viernes, 8 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó un paquete de medidas urgentes que amplía la protección social, establece diversos incentivos para la empleabilidad y garantiza la calidad en el empleo.

El objetivo es dar la cobertura necesaria a personas que se encuentran en situaciones de especial vulnerabilidad como es el caso de los parados de larga duración, pensionistas, jóvenes, inmigrantes y determinados colectivos de trabajadores.

Entre las novedades, destaca la recuperación de la edad de 52 años para el subsidio por desempleo, el incremento de la cuantía de las prestaciones familiares y de la pensión mínima de Incapacidad Permanente Total para quienes tienen menos de 60 años.

En materia de incentivos al empleo, se establecen bonificaciones a la contratación de las personas en desempleo de larga duración; la reducción de las cotizaciones de los trabajadores asalariados del Sistema Especial Agrario y un plan de conversión a contratos indefinidos o fijos discontinuos de este colectivo. Además, se impulsan medidas para la prolongación del periodo de actividad de los trabajadores fijos discontinuos en sectores con un alto grado de temporalidad por estar vinculados a la actividad turística.

Asimismo, se deja de tener en consideración la renta familiar para el acceso al subsidio; se incrementa la cuantía de la cotización por la contingencia de jubilación del 100% al 125% durante la percepción del subsidio, y se eliminan los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio cuando proviene de un trabajo a tiempo parcial.

Por otra parte, la Seguridad Social incrementará la cuantía mínima de la pensión de Incapacidad Permanente Total para menores de 60 años, que se sitúa en 6.991,60 euros si el beneficiario tiene cónyuge a cargo y en 6.930 euros si no lo tiene.

Además, el Consejo de Ministros aprobó un plan para impulsar que las empresas conviertan en indefinidos o en contratos fijos discontinuos los contratos temporales de los trabajadores agrarios por cuenta ajena, con cuantías incrementadas en el caso de que esa conversión contractual beneficie a mujeres. La norma también contempla medidas de apoyo a la prolongación del periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos en las empresas dedicadas al turismo.