anuncio_erc

Propietarios cercanos a la discoteca Arena de Blanes pleitean contra el Ayuntamiento por la contaminación acústica

Pantalla de la discoteca Arena de Blanes, con un mensaje que apela al respetar el descanso de los vecinos / Blanesaldia.com

El juzgado contencioso administrativo número 2 de Girona tramita desde el pasado mes de abril la demanda de un grupo de propietarios de apartamentos, en la que reclaman al Ayuntamiento de Blanes una indemnización global de algo más de 1.590.000 euros por perjuicios morales y pérdida del valor de sus viviendas. 

Los demandantes son propietarios de apartamentos situados cerca de la discoteca Arena, en el barrio Els Pins. Este establecimiento de ocio, el de mayor aforo de la ciudad, se ha hecho famoso en la población por los reiterados altercados que con frecuencia generan una parte de la clientela, en especial durante las noches de verano. La consecuencia es un perjuicio moral a los residentes de la zona y la posible pérdida del valor de sus viviendas, sin descartarse que hayan podido dejar de tener ingresos por alquileres. El supuesto causante de estos perjuicios sería el Ayuntamiento por no aplicar la normativa sobre contaminación acústica y no haber no adoptado las medidas para garantizar el descanso de los demandantes.

La discoteca Arena atrae a un nutrido grupo de jóvenes de poblaciones vecinas y del Maresme, lo cual general problemas de convivencia con el vecindario que no puede dormir con la tranquilidad deseada y que tiene que soportar ruidos y otras molestias como vómitos y orines en la vía pública, además de improvisados ‘botellones’ e incluso destrozos en vehículos y motos aparcados por el barrio. Ocasionalmente se han producido discusiones o conatos de peleas que han generado gritos y carreras de individuos por la vía pública, completando un panorama de mucho desasosiego para los vecinos.

Los propietarios demandantes iniciaron en 2015 una reclamación administrativa, que no atendió sus demandas. Después, una parte de propietarios que iniciaron la reclamación administrativa se han embarcado en el pleito contencioso administrativo, para el cual ya les sirve la documentación que habían recopilado.

Según informa hoy Diari de Girona, durante los años 2013 y 2015 se habrían efectuado varias mediciones sonométricas que habrían arrojado un resultado positivo. Es decir, que se habría detectado que los niveles de ruido en las inmediaciones de las viviendas superaban los máximos permitidos legalmente. Estos informes los reclamaron los demandantes en 2017, pero supuestamente el Ayuntamiento se habría negado a facilitar esta documentación. 

La noche del pasado lunes 10 al martes 11 podría haber sido la más conflictiva de este verano, pues la discoteca programó una fiesta que denominó «El Gran Remember de l’Estiu», que atrajo a cientos que jóvenes, una parte de los cuales al parecer no pudo entrar en el local por haberse completado el aforo. La noche en cuestión resultó bastante conflictiva, a tenor de los numerosos comentarios que han vertido decenas de personas en la pagina de Facebook «Tu no ets de Blanes si no…», que cuenta con más de 16.000 seguidores y que es un termómetro de la conflictivas social en Blanes y de las quejas de los residentes en la población.

Comentarios de los vecinos en Facebook

Anuncio de la fiesta en las redes sociales

En la citada página, una mujer escribió un breve comentario sobre «el absoluto descontrol» que se vivió en las inmediaciones de la discoteca. Después le siguieron decenas de comentarios y propuestas para solucionar el problemas. «Tremenda noche…yo creo que los gritos se oían desde todo Blanes… fuera esa discoteca YA…». Este es uno de los comentarios que pueden leerse en la citada página.

Otros comentarios refieren que presenciaron el consumo en la vía pública de hachís y botellón de bebidas alcohólicas. También se habrían producido peleas, gritos, cánticos, además de causarse desperfectos a vehículos y tirar motos y ciclomotores que estaban estacionados. 

Numerosos comentarios reclaman el cierre de la discoteca o su traslado al polígono industrial, en un lugar alejado de las viviendas. Otras personas reclaman más presencia policial -una mujer se lamenta de que hay agentes que están «desesperados» y que el conflicto los tiene «desbordados»-, y otras achacan el problema a la falta de educación y civismo de una parte de la juventud. También se pueden leer comentarios que critican la pasividad del Ayuntamiento en resolver este endémico problema. 

Sorprendida, una mujer anotó: «Yo no se que regalarían ayer, pero era un hormigueo de niños arriba y abajo… desde antes de las 22hs que ya estaban llegando, yo hasta las 3 los escuché luego caí rendida, pero por la mañana a primera hora salí a mirar si el coche estaba entero 😓… alguna promoción o algo había, era impresionante la cantidad de gente que llegaba…».

Otra mujer escribe: «La gente q viven en esos pisos no pueden dormir, más de 100 personas se quedan delante de la discoteca haciendo el botellón. Increíble, ya no saben que hacer, nadie les da solución». Y otra comenta que «es desesperante.. nosotros vivimos cerca del [supermercado] Consum y los gritos se oían perfectamente, han durado horas. Esta noche a sido tremendo…».

Otro comentario subraya que fue «otra nochecita de tremendo asco de niñatos esto ya es inaguantable discoteca arena fuera del barrio ya la policia brillando por su ausencia a la 1.30 de anoche no se podia ni pasar por la calle y ni un coche de policia en toda la zona vergonzoso». Pero un individuo remachó su comentario, tras indicar que el problema «tiene difícil solución con 10 o 12 agentes de policia», con esta afirmación: «Hay un grave problema de educación, conciencia ciudadana y sumamos su nefasta expectativa de vida».

10 denuncias por vulnerar la ordenanza de civismo y convivencia

La oficina de prensa del Ayuntamiento informó ayer que la noche del 10 al 11 estuvieron operativas en Blanes tres patrullas de la Policía Local, es decir, seis agentes, que habrían tenido una presencia intermitente en las inmediaciones de la discoteca. Los agentes efectuaron 10 denuncias por vulneración de la ordenanza de civismo y convivencia ciudadana, de las que ocho fueron por consumo de alcohol en la vía pública. 

Está previsto que la próxima semana se celebre una reunión entre los propietarios de los locales de ocio de Blanes y miembros del equipo de gobierno de Blanes y de las fuerzas del orden (Policía Local y Mossos d’Esquadra), para valorar como ha discurrido la temporada de verano en lo que se refiere a la conflictividad social y las medidas que se pueden adoptar para hacer compatible el ocio nocturno con el descanso de los residentes.