anuncio_erc

El Ayuntamiento de Blanes aprueba que las entidades puedan participar en los plenos

Josep Marigó, alcalde de Blanes, ayer durante el pleno

Josep Marigó, alcalde de Blanes, ayer durante el pleno

El pleno del Ayuntamiento de Blanes celebrado ayer tarde y noche aprobó por mayoría de 16 votos (PSC, CiU y EUiA-ICV) una modificación del reglamento orgánico municipal (ROM) que permitirá la participación de las entidades en los plenos. El grupo municipal del PP y la regidora no adscrita Lourdes Fàbrega se abstuvieron.

Precisamente, la modificación regula la figura del concejal no adscrito, a pesar de que en anteriores legislaturas ha habido algún edil que marchó del grupo municipal al que pertenecía. En el apartado de la intervención de las entidades, se incorporan dos variantes.

Una se refiere a la intervención de entidades radicadas en el municipio cuando en el pleno se vaya a tratar un asunto que les pueda afectar. Por ejemplo, si una cuestión urbanística se va a tratar en el pleno yafecta a un determinado barrio, la asociación de vecinos podrá intervenir al inicio del asunto a debatir, para lo cual tendrá cinco minutos de tiempo. Después lo harán los grupos municipales tal y como lo vienen haciendo en la actualidad.

La segunda opción contempla que las entidades puedan presentar mociones al pleno, para lo cual un portavoz de la asociación expondrá durante otros cinco minutos la moción que debatirán y votarán los políticos.

Para poder intervenir en los plenos, las entidades deberán presentar un escrito en el registro del ayuntamiento hasta las 15 horas del día antes de la celebración del pleno. Los servicios jurídicos del Ayuntamiento validarán la petición de la entidad y aceptarán o denegarán la intervención en el pleno. Este mecanismo es válido para las dos opciones que hemos comentado.

La modificación del ROM es fruto de una moción que elaboró la Candidatura de Unitat Popular (CUP) y que defendió el grupo municipal de EUiA-ICV. La moción se aprobó pero la modificación del ROM no recoge la totalidad de la propuesta inicial formulada por la CUP, pues demandó que las entidades pudiesen presentar asuntos que se incluyen en el orden del día del pleno, una cuestión que las leyes no contemplan.

La concejal Fàbrega argumentó su abstención en que el propuest se queda corta a la hora de abrir el pleno a la participación ciudadana. Ademá, se qiuejó de que la modificación del ROM no había consultada a ninguna entidad.