Vota ERC: Som la força del canvi

El Ayuntamiento de Blanes aprueba que NORA sea una empresa 100% pública

Ayuntamiento de Blanes

El pleno extraordinario que se celebró el pasado martes en el Ayuntamiento de Blanes celebrado aprobó los principales requisitos para que NORA, la empresa encargada en Blanes y buena parte de la comarca de la Selva de la limpieza y recogida de basuras, pase a ser 100% de capital público.

Para que esto sea posible, el plenario acordó la adopción de diversas medidas con el objetivo de que se separe de NORA su socio privado, CESPA, quedando únicamente el consistorio de Blanes y el Consejo Comarcal de la Selva como accionistas. El punto se aprobó por 18 votos a favor y las dos abstenciones de los concejales de la CUP. Actualmente Nora está integrada en un 50% por el Consejo Comarcal de la Selva, un 40% por CESPA, y un 10% por el Ayuntamiento de Blanes.

El acuerdo de pleno incluye básicamente tres medidas. Una de ellas es proveer la tesorería para que permita pagar la cancelación de créditos de NORA avalados por CESPA, para lo cual el Ayuntamiento de Blanes aportará 4.579.942’15 euros con cargo al remanente de tesorería de 31/12 / 2018.

También, el consistorio de Blanes autoriza la compra de 524 acciones del total de las 3.152 que tiene el socio privado. Con la compra de estas acciones, por un precio máximo de 103.490 euros, la participación del Ayuntamiento de Blanes pasará del 10% actual hasta el 16’65%.

Por último, la tercera medida aprobada en el pleno ha sido proporcionar a la empresa NORA los medios necesarios para asumir los costes de funcionamiento de los servicios a la población de Blanes y, especialmente, las necesidades de la nueva etapa que vendrá, posterior a la separación del socio privado.

Así, el consistorio concede a NORA un préstamo a reintegrar en un máximo de 24 meses. El importe de este préstamo equivale como máximo a 2 meses de la facturación media prevista en Blanes para 2018.

Ahorro para el Ayuntamiento

Estas operaciones financieras significarán un ahorro para la economía Blanes, con una reducción cercana al millón de euros anuales en las facturas que paga el Ayuntamiento a NORA ya que al ser empresa 100% pública quedará exenta de pagar IVA.

Este menor gasto de funcionamiento revertirá en una disminución del Capítulo II del presupuesto municipal. Esta reducción, cuando sea efectiva, obligará al consistorio a revisar a la baja la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa de basura para 2020.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la empresa, que se encarga de varios servicios relacionados con la recogida de residuos y limpieza en un total de 19 municipios de la comarca de la Selva, destina íntegramente sus resultados anuales a reservas de la sociedad y también revertirán en un 16,65% en el consistorio al haber aumentado su participació.

Per último, dos cuestiones más: la primera es que el acuerdo adoptado no modifica la capacidad de endeudamiento del consistorio y esto es positivo para las inversiones que decida iniciar la nueva Corporación del 2019 hasta 2022.